«El Señor se ha hecho pobre por nosotros en este mundo. Ésta es la excelencia de la altísima pobreza que os ha constituido a vosotras, amadísimas Hermanas mías, herederas y reinas del Reino de los Cielos, os ha hecho pobres de cosas y os ha enaltecido en virtudes. Sea ésta vuestra porción, la que conduce a la tierra de los vivos, estrechaos a ella totalmente, amadísimas Hermanas, y, por el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, ninguna otra cosa queráis tener jamás bajo el cielo». (Reg CI, 8)

25. Clarisas de Vivar del Cid (Monasterio de Nuestra Señora del Espino)



Los orígenes de la advocación mariana se remontan al año 1251 en que es encontrada la imagen de Nuestra Señora del Espino, escondida para preservarla de la invasión musulmana. En el lugar se levantó una ermita y ya en el s. XV se tiene noticia de un grupo de mujeres dedicadas en el lugar al servicio y culto de la Virgen. 


En 1477 estas beatas abrazan la Regla de Santa Clara para vivir el Santo Evangelio siguiendo las huellas de pobreza y humildad de Jesucristo. Durante siglos las Clarisas custodiaron el manuscrito del Poema del Mío Cid, y es que en esta localidad nació el Cid Campeador en 1041. Las Hermanas son 16, contando dos novicias, con edades comprendidas entre los 20 y 87 años. Para su sustento trabajan en la elaboración de dulces.


- Monasterio de Ntra. Sra. del Espino
09140 Vivar del Cid
Burgos
Tel. 947 29 21 13